domingo, 15 de mayo de 2011

LA MUERTE DEL MERCHE

Aquí está la redacción de gacería que hice para el colegio. La pongo aquí para que no se me pierda.

Ante pulía en la piltra en mi pautra, después de cantar el picantero, probandome un gallaruso en la monda cuando un motardín entró garleandome deprisa. El merche de la jaima se había pirriado y tocaban en la jaima. Hacía helura cuando le llevaron a la huesera. Allí se gupaba a todo el Vilorio: labrancones, languillas, luqueros, hombres, sionas y pitoches. Había también dos garcías y un rebaño de mecas con sus mecos. La caja pesaba muchos pesantines y se rompió al meterla en la huesera. Allí pulía el merche, con los guisantes cerrados, sus narras respingonas y los nícalos de soplillo. Pulía los mamones morados. Las sionas se pusieron a llorar y a los motardines que dejaron caer la caja, el engrullón ordenó que les dieran una patada en el perdín y solo de mición monchetas con picosa después de tres días, cuando tuvieran mucha lusa.



Traducción al castellano:

Ayer estaba en la cama, en mi casa, después de cantar el gallo, probándome un sombrero en la cabeza, cuando un joven entró hablándome deprisa. El cura de la iglesia había muerto y tocaban en la iglesia. Hacía frío cuando le llevaron a la tumba. Allí se veía a todo Cantalejo: labradores, cojos, amigos, hombres, mujeres y niños. Había también dos gatos y un rebaño de ovejas con sus corderos. La caja pesaba muchos kilos y se rompió. Allí estaba el cura con los ojos cerrados, su nariz respingona y las orejas de soplillo. Tenía los labios morados. Las mujeres se pusieron a llorar y a los jóvenes que dejaron caer la caja el alcalde mandó que les dieran un patada en el culo y sólo de comida alubias con cebolla, después de tres días, cuando tuvieran mucha hambre.

ALEX

1 comentario:

Mayte Esteban dijo...

qué graciosa la mascota!!!

La redacción, ya sabes que me gustó mucho cuando la leí. Eso sí, hasta que me la tradujiste, lo único que entendía era lo de la "patada en el perdín"...